Fermín Fevre. Crítico de arte

... Por eso asistimos a un proceso de desrealización; aún con la presencia de elementos reconocibles de la realidad exterior.
Poupée Tessio emplea con acierto este recurso. Lo que nos muestra no está para que nosotros reconozcamos en éllos una experiencia vivida, sino para ayudarnos a desarrollar una experiencia a vivir. Nos propone así una participación en su propia búsqueda; no en un mundo a confirmar lo existente sino a aventurarse en la intuición de lo posible. Por eso sus pinturas son enigmáticas y no encierran ninguna significación simbólica. Mas bien, se podría decir, la abren.
En esa mirada hacia adelante es donde la artista se reconoce. Para eso es necesario desrealizar; despojar a la obra de la posibilidad de reconocer en ella realidades vividas y ofrecer, a cambio, realidades hacia delante que se apoyen las imágenes rescatadas de la memoria, para crear con ellas no tanto una rememoración de los que fue sino una percepción de lo que podría ser.

Año 1996

Menu de la izquierda