Lic. Salvina Sollima Tamborini

El vestido nos re-presenta. Habla, dice, grita, susurra ... convierte el cuerpo en un mensaje, algo que propone al que mira.
Le memoria funcionará como el deseo que se proyecta en cada vestido-expresión, en los vestidos que imaginó y creó Poupée Tessio.
Un código sutil hace visible lo implícito de la identificación con el cuerpo de origen, un cuerpo de mujer, cuerpo materno que se apropia cada vez más de nuestro cuerpo. Fijemos la mirada en el vestido adecuado que hablará por nosotros.
La muestra de "lo femenino" de Poupée Tessio vá más allá de las formas y los colores, cada vestido nos sorprende por sus escondites, sus refugios, sus secretos ... será nuestro aliado para ver, pensar, sentir y porqué no, elegir el vestido que dé fisonomía a nuestra alma.

Año 2003

_

El árbol El árbol nos mira, silencioso. Su mirada nos conmueve, y nuestra palabra se vuelve una secreta pregunta. Para entrometernos entre sus ramas. Sorpresa, podemos enrollarnos en un pasado que siempre es presente. El mañana eterno. Un árbol es la vida misma. Nace, crece, pero no muere. Los árboles de Poupee no podrán morir nunca, sus voces de color se quedaran en su cuna blanca durmiendo En un sueño difícil de olvidar.

Octubre 2007

Menu de la izquierda