Rubén Astudillo y Astudillo

La obra de Poupee Tessio se puede tomar como una muestra de los resultados de una vocación realizada en base a la búsqueda de la propia identidad. (…) Imágenes que la pintora transforma desde todos los ángulos mediantes líneas impregnadas de sensualidad y ágiles planteos de color; aprovechamiento funcional de espacio; objetos en estado de armoniosa conjunción, llevan al espectador hacia una verdadera ultravisón de la realidad. Como en un acto de recreación, de complementación del mundo, aprehende la realidad exterior, la somete a un proceso interno de transfiguración. Cada cuadro tiene su propio clima, y su climax. La obra constituye un puente de plácido, sereno y alegre asombro entre la realidad y el misterio.

Menu de la izquierda